2 jun. 2017

Cine

Hace mucho tiempo que no descanso. Era rutina estricta para mi dormir siesta, y básicamente, dormir la mayor cantidad de horas posibles en el día!
De un tiempo a esta parte, no hay  más siestas. Me levanto temprano, me acuesto tarde. Trato si, de dormir las 8 horas que recomienda todo el mundo, pero el resto del día me la paso haciendo y pensando cosas.

Esto para mi es una excelente señal. Me siento despierta, en el sentido literal, y en el otro también.
Tengo miles de proyectos. Estoy muy conectada con mi lado artístico, (ese que siempre tapé e intenté desoír) y es como una especie de círculo virtuoso de inspiración!

Estoy haciendo un curso intensivo de guión de cine, lo que también me motiva a escribir otra cosa que no sea lo que vivo cotidianamente, como acostumbraba a desplegar en este y el otro blog. Y con otro formato, que dista mucho del literario que usé toda mi vida.
Tal vez en algún momento arme un espacio para compartir lo que he escrito hasta ahora, (oh no, ahora tengo un nuevo proyecto a concretar!)


21 may. 2017

Vieja Chivi - Nueva Chivi

Lamento inmensamente haber borrado todos los posts anteriores de este blog.
Básicamente porque ni yo recuerdo demasiado cómo era hace tantos años, sobre qué escribía, qué elegía contar.
Recuerdo que empecé por el principio. Con la ausencia de mi padre, con mis problemas con mi madre, mi relación con mi abuela, hasta llegar a Martín, quien creí mi salvador del infierno, y el amor de mi vida...
Luego supongo habré escrito sobre mi vida en el medio de la nada. En este pueblo sin demasiadas posibilidades en el que estoy hace ya 7 años.
Me recuerdo triste, sin rumbo, aferrada a alguien que hoy sé que me iba a soltar y tan ciega como para no haberlo intuído. Con tantísima necesidad de confiar, de tener de quien depender.

Cuando quedé embarazada me mudé al otro blog, que por suerte conservo y me ayuda un poco para reconstruirme, es como si me hubiese caído un piano en la cabeza provocando una amnesia selectiva. Poco recuerdo de mi vida pasada. Se que no era feliz, pero creía que estaba viviendo algo que se parecía a la felicidad.
Aún no se qué era lo que me daba esa sensación de comodidad y aparente tranquilidad pero me sirvió en esa etapa de mi vida.
Antes de que mi hija cumpliera un año, Martín demostró que era una especie de reptiliano. Como un monstruo negro de brea cubierto por piel de humano. Y estuve ocho años con ese monstruo.
Y viví 7 años junto a él, y creí que era el amor de mi vida, y soñé que sea el padre de mis hijos.
Y nunca sospeché, o mejor dicho, nunca quise escucharme, jamás imaginé quién era.

Luego de que nació mi hija empezó a cambiar, no lo culpo. Yo cambié también, pero a él el cambio lo llevó a una cama ajena, en una casa ajena.

Estuve dos años tratando de superarlo, llorando, sufriendo, hiriéndome a mi misma y caminando sin un puto rumbo. Respirando sólo porque mi cuerpo lo hacía, no suicidándome sólo porque tenía una hija...

Toqué fondo. La tenencia casi compartida me permitía hacer cualquier cosa en mis días de soledad, en los días en que mi hija se iba con su padre, ya no mi marido, ya no mi amor; sino el amor de otra.
Todos los días, a toda hora pensaba en ellos dos siendo felices, pensaba en mi infelicidad, en mi soledad, en mi nuevo abandono, en mis fracasos de toda la vida.

Me costó mucho, todo ese tiempo y muchas cosas más. Pero aprendí a valorarme, comprendí, que no me merece (que nunca me mereció), y que soy mucho más que aquella quien creía ser.

Hoy ya no trabajo en relación de dependencia. Ya no vivo con una relación de dependencia.
Hoy soy,  felizmente independiente en todo sentido.
Y esto que cuesta un poco en el día a día; lucharla económicamente, arreglármelas sola para tener siempre lo mejor para mi y mi hija, etc. es el detalle que me hace feliz.

Tuve la suerte de conocer a muchas personas que intentaron ayudarme en esta, la mayor crisis de mi vida. Sólo a algunas les di el lugar de hacerlo, y luego de sanar, pude elegir desde el amor, un compañero que por suerte, me eligió a mi también. El amor, hoy para mi es menos idílico y más terrenal, menos "para siempre" y más "Hoy".

"Te quiero para siempre, porque siempre es hoy"

Hoy entonces, puedo agradecer el equilibrio que encontré y que trabajo día a día para se prolongue.
Así que,

Gracias.


20 may. 2017

Estoy acá

En tiempos plagados de mensajes motivacionales, creo que es común sentirse obligado a ser exitoso, a “creérsela” .
Sin embargo, creérsela no es tan fácil, y aunque creas que ya te la crees, probablemente aún estés en pañales.
Te piden que sueñes, que si soñás en grande y con todo tu corazón, los sueños se cumplen.
Sin embargo, yo creo que va más allá del tamaño de los sueños, o el órgano del cuerpo con el que se sueñe. Últimamente me estoy convenciendo de que las cosas suceden cuando nosotros lo permitimos.
Y esto más allá de ser otra frase armada más, consta en la confianza que nos tenemos.
Durante toda mi vida soñé miles de cosas. Las soñé, las planeé, y las deseé desde lo más profundo de mis entrañas.
Nunca, hasta mis 30 años actuales, sucedió la magia. Y en mis 30 años actuales me doy cuenta, de que en realidad, la magia estaba a “un click de distancia”.
Un click mental, claro.

17 oct. 2013

El día que pensé que jamás llegaría

Sólo vuelvo para contarles que estoy pisándole los talones a mi papá.
Todavía no lo encontré, pero como de casualidad llegaron a mi unos cuantos datos sobre él, que si bien me está costando de todos modos, me facilitan muchísimo la búsqueda.
Entre otras cosas, vi una foto actualizada suya. Lo busqué en el padrón electoral y tuve la suerte de que tenga el DNI actualizado. 
Martín me dice que mi boca es igual a la suya, y no puedo creer verme reflejada en alguien más que no sea mi mamá.
Lo bueno es que no tiene antecedentes policiales, ni deudas bancarias. Lo malo es que no está bancarizado ni figura en relación de dependencia, y tampoco tiene CUIT. Debe trabajar en negro o algo así.
Los voy a mantener al tanto si lo llego a encontrar, por ahora, no tengo más novedades, sólo me queda esperar al día de las elecciones para ver si va a votar. Aparentemente vive en Corrientes.

14 dic. 2012

Siempre se vuelve al primer amor

Mi primer amor es la escritura, y he regresado.
Han ocurrido una serie de eventos afortunados, sobre todo uno, que cambió completamente el rumbo de mi vida.
Ahora formo parte del selecto grupo de mujeres que saben lo que es tener dos corazones latiendo en un mismo cuerpo.
Y es loco, sentirse tan especial por algo que puede hacer casi cualquier mujer del mundo, pero es así, estoy engendrando una vida y me siento especial por eso. Y como parece que últimamente tengo todo permitido, me permito esta emoción.
Y para conjugar la alegría que siento, con mi primer amor, hice un blog contando las experiencias de una embarazada primeriza más.

Siéntanse cómodos de hurgar en mis nuevas aventuras, los espero por aquí: http://unaembarazadamas.blogspot.com.ar/

25 jul. 2012

Fin definitivo

El viaje no me pegó muy bien que digamos, pero más allá de que no estoy del todo mal, y luego de pensarlo mucho, decidí cerrar el blog.
Es fácil contar la vida entera desde el anonimato.
Es lindo encontrar gente que entiende y aconseja ante cada situación, y creo que es normal querer hacer contacto con ellos, pero una vez que los conocés, ya empieza a costar un  poco escribir con el corazón enteramente abierto.
El blog superó las 22.000 visitas, y me intimidó la idea de que me leyeron tantas personas, tantas veces, y que todas esas personas saben absolutamente todo sobre mi historia, y casi todo sobre mi vida actual.
Y el muy lindo encuentro blogger, en el que hablamos un poco sobre esto, me terminó de convencer.
Ya no puedo escribir tan sinceramente, no puedo decir todas las cosas que querría porque desde el anonimato es más fácil, y eso lo perdí.
La realidad es que amo escribir, así que quizás más adelante abra un nuevo blog, contando otras cosas, pero desde cero. Este lo voy a desactivar en unos días.
Nunca me gustó cuando los blogs que seguía desaparecían de un día a otro y sin dejar huellas, y es por que estoy tan agradecida con ustedes que creo se merecían esta explicación antes de dejar de ver el blog on line.