17 oct. 2013

El día que pensé que jamás llegaría

Sólo vuelvo para contarles que estoy pisándole los talones a mi papá.
Todavía no lo encontré, pero como de casualidad llegaron a mi unos cuantos datos sobre él, que si bien me está costando de todos modos, me facilitan muchísimo la búsqueda.
Entre otras cosas, vi una foto actualizada suya. Lo busqué en el padrón electoral y tuve la suerte de que tenga el DNI actualizado. 
Martín me dice que mi boca es igual a la suya, y no puedo creer verme reflejada en alguien más que no sea mi mamá.
Lo bueno es que no tiene antecedentes policiales, ni deudas bancarias. Lo malo es que no está bancarizado ni figura en relación de dependencia, y tampoco tiene CUIT. Debe trabajar en negro o algo así.
Los voy a mantener al tanto si lo llego a encontrar, por ahora, no tengo más novedades, sólo me queda esperar al día de las elecciones para ver si va a votar. Aparentemente vive en Corrientes.

14 dic. 2012

Siempre se vuelve al primer amor

Mi primer amor es la escritura, y he regresado.
Han ocurrido una serie de eventos afortunados, sobre todo uno, que cambió completamente el rumbo de mi vida.
Ahora formo parte del selecto grupo de mujeres que saben lo que es tener dos corazones latiendo en un mismo cuerpo.
Y es loco, sentirse tan especial por algo que puede hacer casi cualquier mujer del mundo, pero es así, estoy engendrando una vida y me siento especial por eso. Y como parece que últimamente tengo todo permitido, me permito esta emoción.
Y para conjugar la alegría que siento, con mi primer amor, hice un blog contando las experiencias de una embarazada primeriza más.

Siéntanse cómodos de hurgar en mis nuevas aventuras, los espero por aquí: http://unaembarazadamas.blogspot.com.ar/

25 jul. 2012

Fin definitivo

El viaje no me pegó muy bien que digamos, pero más allá de que no estoy del todo mal, y luego de pensarlo mucho, decidí cerrar el blog.
Es fácil contar la vida entera desde el anonimato.
Es lindo encontrar gente que entiende y aconseja ante cada situación, y creo que es normal querer hacer contacto con ellos, pero una vez que los conocés, ya empieza a costar un  poco escribir con el corazón enteramente abierto.
El blog superó las 22.000 visitas, y me intimidó la idea de que me leyeron tantas personas, tantas veces, y que todas esas personas saben absolutamente todo sobre mi historia, y casi todo sobre mi vida actual.
Y el muy lindo encuentro blogger, en el que hablamos un poco sobre esto, me terminó de convencer.
Ya no puedo escribir tan sinceramente, no puedo decir todas las cosas que querría porque desde el anonimato es más fácil, y eso lo perdí.
La realidad es que amo escribir, así que quizás más adelante abra un nuevo blog, contando otras cosas, pero desde cero. Este lo voy a desactivar en unos días.
Nunca me gustó cuando los blogs que seguía desaparecían de un día a otro y sin dejar huellas, y es por que estoy tan agradecida con ustedes que creo se merecían esta explicación antes de dejar de ver el blog on line.